jueves, 29 de enero de 2015

cargar con luz solar los smartphones.

investigadores de Microsoft Research ha inventado un método para cargar con luz solar los smartphones.
La batería ideal para un smartphone tendría que mejorar dos aspectos respecto a las de ahora: la duración y la velocidad de carga. Seguramente muchos se conformarían con que se incrementara uno de estos dos parámetros, preferiblemente el primero (que es el más complejo, además). En este caso, un equipo de científicos de Microsoft Research se ha dedicado a explorar el segundo aspecto. Pero su aproximación no ha sido tratar de ganar velocidad de carga a la fuerza sino que se han propuestoaprovechar aquellos momentos en los que el terminal permanece parado.
Los smartphones están por todas partes, literalmente: en la mesa del salón, en la mesilla de noche, en la encimera de la cocina, sin dejar de lado la repisa del baño o la mesa de la oficina. Un buen ejemplo de esta omnipresencia se puede comprobar en un restaurante. La costumbre está bastante extendida, en cuanto llegas a una mesa a comer sacas el dispositivo y lo plantas encima, al lado de tu plato, para vigilar las notificaciones y contestar a tiempo algún mensaje o correo importante.
En Microsoft Research han trabajado con esta premisa en mente y para aprovechar estos momentos en los que un smartphone reposa calmadamente encima de una mesa han creado un sistema de carga con luz solar. En el campus de la compañía en Pekín, un equipo de investigadores han ideado AutoCharge, así han llamado al prototipo de carga automática.
En un paper, que se puede consultar en la web de Microsoft, se describe AutoCharge como un cargador que envía haces de luz a un smartphone para aportar energía a su batería. El dispositivo no usa la luz del Sol –aunque su funcionamiento se basa en la tecnología fotovoltaica– pues en sitios de interior la intensidad de los rayos solares es mucho menor, lo que daría lugar a una eficiencia mínima.
El sistema se compone de un cargador que se coloca en el techo de una estancia. Una vez instalado el dispositivo se encuentra siempre en funcionamiento. Su cámara (para el experimento se ha usado un sensor procedente de Kinect) rastrea la habitación en busca de un smartphone y gracias a un software de identificación de objetos es capaz de distinguir estos terminales. Para asegurarse de que el objeto detectado es verdaderamente un smartphone, se envía a este una señal que abre una comunicación entre AutoCharge y la luz LED del teléfono.
autocharger
Una vez confirmada la identidad del terminal se comprueba el estado de carga. Si no está al 100%, AutoCharge envía un haz de luz directo para empezar a rellenar la batería. Esta emisión condensada alcanza el smartphone, que debe contar con algún tipo de sistema fotovoltaico para absorber lo que le llega y convertirlo en energía. Los científicos de Microsoft acoplaron un pequeño panel solar al smartphone, pero creen que las futuras generaciones de dispositivos podrían incorporar un film transparente con tecnología fotovoltaica.
Los creadores del sistema afirman que este puede ser igual de rápido que los métodos de carga inalámbrica que están disponibles hoy en día. Si bien es cierto que estos no son muy eficientes, la comodidad de que los dispositivos se carguen automáticamente cuando estén sobre la mesa es un punto a favor de Autocharge.
Imágenes:  Claudio © y Microsoft Research

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Registrate y Recibe noticias directo a tu correo, te invito a comentar las publicaciones