miércoles, 6 de febrero de 2013

La creatividad en el desarrollo de tu página web

En un mundo que se encuentra hambriento por tener éxito en la red, el simple hecho de estar presente en la web no es una opción. Necesitas tener una página de Internet que pueda representar a tu compañía y cumpla con tus propósitos. Así que si buscas tener éxito en el mundo online asegúrate de tener una página creativa. Eso es de gran importancia para cualquiera que busque resaltar en la web. Y para lograrlo existen diversos factores que se deben tomar en cuenta al momento de crear un portal de Internet.

Para el primero de estos factores es necesario llevar a cabo un estudio sobre la audiencia target antes de empezar a desarrollar la página.

Es esencial saber para quién estás desarrollando la página, si no podrías arruinar la navegación, el diseño y el contenido. Con esto, no se trata simplemente de construir una página que funcione, sino de satisfacer también las necesidades de las personas a quienes está dirigida. Analiza desde quiénes son, qué edad tienen tus clientes, dónde viven, hasta si tu página se dirige a mujeres u hombres. Y una vez que hayas establecido tu audiencia target, descubre qué es lo que necesitan. El entender las necesidades de las personas te ayudará a crear el enfoque y contenido correcto para tu página. Hacer este estudio antes 

puede ahorrarte mucho dinero en el futuro.

Ahora, después de contar con un buen entendimiento de la audiencia, puedes comenzar a visualizar la accesibilidad y uso. Cada página debe ser importante y firme con el mensaje. Mantente en el tema y preséntalo de una manera clara y concisa. Y permite un acceso fácil a cada una de las páginas dentro de tu sitio.

Las personas navegan por Internet buscando información, así que tener tu contenido correcto desde un principio se convierte en algo crucial y, para lograr esto, siempre tienes que mantener a tu audiencia en mente. Si es corporativa, escribe textos profesionales utilizando un lenguaje formal. Si son jóvenes, escribe textos más informales que atraigan su atención. Y recuerda que las páginas en Internet tienen que construir confianza y credibilidad, así que siempre mantén los valores de tu compañía presentes.

 

Y finalmente el diseño. Este puede ser lo que defina si tus visitantes se van a quedar navegando en tu página o se van a ir.

Un ejercicio que puede ayudar a dar inicio con el diseño consiste en describir tu página con tres adjetivos. ¿Es corporativa, profesional, divertida? Esto hazlo nuevamente en base al estudio que hiciste de tu audiencia target y comienza con su desarrollo. Un punto importante es, cuando pienses en colores y temas, siempre considera el logo y branding de tu compañía. Mantén una tipografía clara y limpia. Asegúrate de que tu contenido es fácil de leer y llamativo para tus visitantes. Y nunca trates de cubrir cada espacio de tu página. Muchas veces nos encontramos con sitios retacados de información y diseño, y lo único que hace esto es complicar la navegación de las personas. Un diseño limpio y sencillo siempre va a ser más llamativo.


Al final recuerda que estás creando un sitio web para tus usuarios, y sus gustos y preferencias pueden ir cambiando con el tiempo. No olvides ir ajustando tu página web de acuerdo a sus necesidades y preferencias. Esto te ayudará a mantener tu sitio actual y relevante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Registrate y Recibe noticias directo a tu correo, te invito a comentar las publicaciones